Plazo para notificar la transferencia de un vehículo

Plazo para notificar la transferencia de un vehículo

Tenemos diez días para notificar la venta o trasmisión de un vehículo. Este trámite debemos realizarlo en la dirección general de trafico (eso nos dice el reglamento) y, lógicamente, este papeleo y todo el resto de trámites y gestiones se puede hacer a través los profesionales de una gestoría.

Agilizar la transferencia y evitar sanciones

Ellos se encargaran de la transferencia del vehículo y de solicitar toda la documentación necesaria y la entregarán a tiempo y en los diversos lugares, solucionando así de una sola visita, todo lo que nos puede llevar días (o incluso no terminar nunca).

Trafico nos da un periodo de 30 días, para solucionar y presentar  papeles, pasado este tiempo y si el vehículo no tuviera todo en regla, podrían incluso impedir la circulación del vehículo.

Así pues, se hace  necesario o casi imprescindible la labor de un asesor para agilizar la resolución de este cambio de titularidad.

Sobre un vehículo, pueden pesar deudas o embargos, lo que hace peligroso el trámite y el desconocimiento de estos datos, gestionarlo es tedioso, por que requiere de visitas a trafico, hacienda etc… lo que se podría resolver fácilmente con un informe de tráfico.

Notificación de un cambio de titular

Lo bueno de que lo gestione una asesoría es que nos solicitarán diversa documentación, pero solo lo harán una vez, evitando errores por desconocimiento o simplemente por que la legislación va cambiando, acerca de la gestión de transferencia.

Cumplir el Plazo de la Notificación

Además, también es útil para “garantizar“ que el vehículo tiene los kilómetros marcados reales, historial de propietarios, y que no sufre daños graves (malos golpes o desgastes extraños)

Añadir que existe una garantía legal al hacer la trasferencia de forma correcta y las asesorías están muy acostumbradas, así pues tendríamos la garantía comercial y la que la ley establece.

Por último tenemos que asegurarnos de que el vehículo tiene al día la ITV y los pagos al ayuntamiento del permiso de circulación.

Si queremos ahorrarnos problemas, lo mejor es dejar en manos de profesionales  competentes estos trámites, y así evitarnos sustos futuros.